15 49.0138 8.38624 1 0 4000 1 https://relatoscondatos.com 150 true 0
theme-sticky-logo-alt

Con datos generales y presupuestos agregados, Costa Rica disimula desigualdad en cumplimiento de objetivos de Salud

Con datos generales y presupuestos agregados, Costa Rica disimula desigualdad en cumplimiento de objetivos de Salud

Según la Organización de Naciones Unidas (ONU), los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) son un “plan maestro para conseguir un futuro sostenible para todos”. Estas metas se basan en solucionar problemáticas globales que, desde múltiples aristas, mejorarían la calidad de vida de todas las personas.

Costa Rica fue el primer país del mundo en firmar, durante la administración Solís-Rivera, el Pacto Nacional por los Objetivos de Desarrollo Sostenible. La meta país es la misma que la de las demás naciones firmantes: para el 2030, haber cumplido las 17 metas del pacto.

En Costa Rica, el Decreto establece la creación del Consejo de Alto Nivel de los ODS, el Comité Consultivo del Consejo de Alto Nivel de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Secretaría Técnica de los ODS.

Este último órgano cuenta con el Comité Técnico de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, el Foro Nacional de los ODS y el Órgano Asesor Estadístico, que en nuestro caso es el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

Cabe destacar que la Agenda 2030 llena un vacío en nuestro país, ya que que de los 28 indicadores propuestos por la ONU (y de los 25 válidos para nuestro país), tan solo 9 coincidían con una meta país propuesta antes del 2015 y los otros 16 se consignaron como “metas país no identificadas”.

(Al menos en salud) la medición podría ser más contextualizada

El INEC publica un documento en el que detalla la medición de cada uno de los indicadores, que permite hacer un “meta-análisis” de los indicadores en función de aspectos cómo la fórmula que se utiliza para calcularlos, cuáles son las fuentes de información o qué instituciones pueden aportar los datos.

Resumen

  • Los indicadores propuestos por la ONU representan el 53.85 % de los indicadores
  • Las unidades de medida más frecuentes son los porcentajes y la tasa por cada 100 000 habitantes.
  • El 96 de las % metas tiene una evaluación a nivel país, sin desagregación geográfica.
  • Solo un 4.35 % de las metas tiene una desagregación geográfica por provincia y otro 4.35 % se desagrega por cantón.
  • La frecuencia más corta de medición es semestral, aunque la mayoría es anual. Dos metas se miden quinquenalmente.
  • El INEC es el principal proveedor de datos para cálculo.

A continuación se presenta un tablero interactivo que permite ver los resultados del ODS 3, “Garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades” y su relación con distintas variables.

Además, este es el entregable resumen que incluye la medición de cada uno de los objetivos. En el caso del ODS 3, de Salud, están en las páginas 30 a la 40.

Garantizar una vida sana y promover el bienestar para ¿todas las personas?

Gracias a la publicación metodológica del INEC, se pudo construir una base de datos que recopila los indicadores necesarios para calcular cada uno de los indicadores.

El análisis dejó ver varias falencias metodológicas, que podrían afectar la comprensión integral de cada uno de los indicadores. A continuación se detallan varios casos.

1. El cálculo agrega a todo el país, por lo que ignora la realidad de comunidades alejadas.

Si evaluamos el porcentaje de nacimientos atendidos por personal de salud calificados (por definición metodológica: médicos, enfermeras y obstetras), el resultado país es bastante, alto… pero el de regiones alejadas del valle central, no. 

El uso del promedio general como indicador estadístico tiene el riesgo de que valores muy altos opaquen el resultado valores muy bajos, de modo que no se visibiliza la diferencia entre los valores. 

En este caso, el indicador tampoco nos indica por qué existe la brecha: podría ser un tema de acceso a la salud, como podría ser un tema cultural. 

2. Los datos desagregados no son de acceso público

Si bien el reporte del INEC desagrega los casos de VIH por sexo, como lo determina el indicador, los datos abiertos del Ministerio de Salud están previamente procesados y no permiten el análisis de parte de las personas usuarias. 

3. Una de las variables es difícil de medir por cuenta propia.

La tasa de incidencia de nuevos diagnósticos de malaria por cada 1000 habitantes no se mide con la población total, si no con la población en riesgo, es decir, las personas que viven en lo que las autoridades sanitarias denominan “área malárica”. 

Arriba se ejemplifica un croquis del área malárica y el área no malárica en el país, como consta en el Plan de eliminación de la malaria en Costa Rica, 2015-2020. Sin embargo, no es posible estimar la población de cada área ya que no se desagregan los criterios geográficos para hacerlo. 

4. Una de las variables del cálculo no se mide con frecuencia

El dato de consumo excesivo de alcohol fue sacado de una encuesta de consumo realizada por el IAFA. Dicha encuesta se realiza quinquenalmente, por lo que en los demás años, no se puede medir con precisión. 

5. Una de las variables no se reporta en el país, así que se busca una aproximada.

En el caso del indicador “tasa de mortalidad por condiciones atribuidas a la contaminación de los hogares y del aire en el ambiente”, el INEC lo midió con todas las muertes vinculadas con problemas respiratorios, aunque no necesariamente respondan a una causa ambiental. 

Esta limitación metodológica también ocurre con los grupos de edades especiales que no se enmarcan en un quinquenio. Medir grupos de personas “menores de un año”, “entre 18 y 35 años”, por poner un par de ejemplos, solo se puede hacer en años de censo (y el último fue en 2011).

En dicho caso, lo más que se puede hacer es ampliar el rango de edad para que calce con los quinquenios, o estimar la población uno mismo con la misma metodología del INEC (que es mucho más complicado).  

Presupuesto desconocido

Uno de los ejercicios de pesos y contrapesos más recurrente en nuestro país, es la formulación del presupuesto nacional. El Ejecutivo debe formular el presupuesto y enviarlo al Poder Legislativo, quienes lo aprueban y le dan rango de Ley.

Puede conocer más del ciclo presupuestario en este resumen del Ministerio de Hacienda

Sin embargo, los datos de presupuesto nacional que reportan el Ministerio de Hacienda y la Contraloría General de la República, están altamente agregados en pocos programas presupuestarios.

Al igual que ocurre con otras variables específicas, es difícil conocer la verdadera inversión presupuestaria para las distintas áreas de trabajo que existen.

En caso de querer relacionar la inversión específica para un indicador, es (con datos abiertos), imposible hacerlo de manera específica. Por ejemplo: 

Un presupuesto que podría utilizarse para evaluar el desempeño de la tasa de mortalidad materna es el del departamento de obstetricia de cada uno de los centros de salud. En el caso de la densidad del personal sanitario, se puede evaluar en función de sus salarios. 

Ambos indicadores son muy diferentes entre sí, sin embargo, ambos se deben extraer de programa de atención a pacientes de la C.C.S.S.

Las fuentes de datos

Los datos obtenidos para este análisis fueron tomados de portales de datos abiertos o publicaciones oficiales, sin solicitar a los departamentos de prensa o a las personas que fungen como oficiales de acceso a la información de las instituciones.

La mayor problemática de los datos es que no existe un criterio único de clasificación geográfica.El INEC se rige por las regiones de planificación, que son diferentes de las regiones definidas por el Ministerio de Salud y ambas se diferencian de las regiones de trabajo de la Caja Costarricense de Seguro Social. No existe un documento público que explique cómo homologar la información entre las fuentes de datos.

Otra dificultad encontrada es que hay datos que fue imposible conseguir de forma “aislada”; es decir, el conjunto de datos en sí mismo. El análisis se tuvo que realizar en función de la medición que realizó previamente el INEC.

Esta fue la base de datos construida. 

Publicación anterior
Mirada local al coronavirus: métricas cantonales para construir la resistencia